ESE EJÉRCITO QUE VES.
Y así, de modestia llenos,
a los más viejos verás,
tratando de ser lo más,
y de parecer lo menos.
Poetas Muertos
INICIO

28/1/17

LOS BRIBONES















LOS BRIBONES ANDAN SUELTOS
  (  La RAE nos dice: ([persona] Bribón: Que es astuto y taimado...)

   Los pastores, una banda de bribones que pastorean al ganado metido en las majadas, de vez en cuando sacan a la borregada a pastar en los mismos pedregales para que no se adormezcan. Parábola para inteligentes: de esta forma queremos explicar la situación de la adormecida y manipulada sociedad española que necesita, para que el lavado de cerebros sea eficaz, repetir y reiterar los mismos programas, las mismas consignas, hasta que los gastados cerebros, sin voluntad, sólo sean capaces de asimilar los reiterados perversos mensajes de los astutos y taimados.

  La llamada, nadie sabe por qué, “Televisión Española”, tiene dos campos históricos bien copados por los bribones de servicio. En primer lugar el internacional, que manipulan con impunidad y alevosía las organizaciones (“lobbys…”) y sus servidores de las organizaciones internacionales (ONU; UNESCO; OTAN….), con sus repetidas programaciones (¡diarias!) sobre el terrible “Holocausto” (sólo el judío), o mostrando lo malos y estúpidos que eran los nazi-fascistas, y lo guapos y listos que eran los aliados, especialmente los de base anglosajona. Un político alemán, in dudablemente de la presunta derecha, ha dicho que menos “Holocausto” para ensuciar la Historia de Alemania y más meter en las mentes del pueblo alemán que es heredero de una cultura excepcional, filosófica, musical, pictórica, arquitectónica… Y tiene razón al hablar de esa horrenda escultura (?) en homenaje a los judíos exterminados por los nazis, la de los bloques de cemento, ideada por un “artista” norteamericano..

  Y en segundo lugar, está el  campo que podríamos denominar “doméstico”, porque llamarle “español” sería demasiado, y que es el espacio o lugar donde tratan de ganar la guerra civil, muchos años después de haberla perdido por burros y por malos.

  Nos vamos a referir ahora a las programaciones para dar la vuelta a la tortilla de la guerra civil, maniobra propia de gilipollas, en la que toman parte notable la llamada (otra vez sin que sepamos por qué) “Derecha Española”. En sus programaciones diarias han metido un documental sobre un hecho que ha entrado en la Historia de España con más fuerza que el descubrimiento de América, la batalla de Lepanto o el 2 de Mayo  de 1808. Se podría decir que el devenir de España tuvo aquí un punto inflexión, un antes y un después. Nos referimos a la que se domina “Matanza de Atocha”, que no es la del 11M, ni tiene nada que ver con los sangrientos atentados de la plaza de la República Dominicana, calle de Correos o Hipercor, de los que da la impresión de que está prohibido hablar.

   Para hacer este programa sacan de sus ataúdes mediáticos a Tamames, el rojo de oro, que dijo en cierta ocasión (los hay listos) que los pantanos “franquistas” se hicieron mal porque se construyeron de forma estúpida donde no llovía… También aparece la oronda Almeida, a quien un robusto relojero ha debido de dar cuerda, que echa los consabidos piropos a los demócratas que “lucharon por la libertad” (los comunistas). Otro cadáver resucitado es Leguina, que con Corcuera, es adorado por esa estúpida derecha mediática, veterano marxista el tal Leguina, que piropea sin rebozo al bribón de Carrillo. Y también aparece un tal Pérez, que era al parecer el encargado de la seguridad en la manifestación por la “Matanza de Atocha”, un comunista de bella dentadura que le ayuda a sonreír, un tipo despendolado a la hora de echarse flores “democráticas”. Y no podía faltar la pro-etarra Sauquillo, que está en todos estos guisos.

  Hay un empeño conmovedor por querer involucrar a Blas Piñar en los asesinatos de los abogados de Atocha, y publican una foto en la que uno de los asesinos aparece cerca de él portando una bandera de Falange. Por una simple regla de tres pueden decir que Blas Piñar era socialista ya que hemos visto en una portada de “Fuerza Nueva” a la apellidada Menéndez, portavoz del PSOE, uniformada de arriba abajo, llevando esa bandera falangista, cuando todavía era joven y guapa.

   Este crimen, si se ve desde el punto de vista de encontrar al culpable observando a quien beneficiaba, nos encontramos que beneficiaba al Partido Comunista, que ya estaba más que preparado para esa manifestación, y que encontraría la eficaz colaboración de una parte de la derecha, zona perversa que quería salirse del “franquismo”, como aquel ladrón que quedó encerrado en el lugar de la perfumería de lujo y odiaba el olor de los más caros.

  Fuimos testigos de aquella manifestación desde la casa de un amigo que vivía en la calle Atocha, y no podemos negar que nos desconcertó su magnitud. Fue el primer triunfo después de una serie interminable de derrotas del ilegal (entonces) Partido Comunista empeñado, al igual que su sindicato (el de Marcelino Camacho), en parar como fuera el progreso y recuperación económica de España, para lo cual, tanto el bribón de Carrillo como el bribón de Camacho, recibieron buenos dineros del PCUS soviético, detalle que se oculta, sobre todo a Marcelina Camacho, que ya tenía altar en el templo de la “Democracia”. Después del continuo fracaso en su empeño en declarar una huelga general, que se conseguiría años después con Felipe González, esto de Atocha les vino al pelo. La repugnante imagen de gentes bien vestidas, y hasta de aspecto sano, con el puño o puñito levantado (también se pastoreaba a  borreguitos-niños. los pobres…), provocaba náuseas. Y era un aviso de lo que se nos avecinaba, es decir, la “modélica transición”, que iba a dirigir implacablemente una caterva nutrida de bribones.

   Pero como los bribones encaramados en el poder político y mediático no descansan, nos han endilgado otro viejo documental sobre la guerra civil, que nos meten periódicamente cuando piensan que ya lo hemos olvidado, documental para el que sacan los lápices de colorines porque, ya que el personal aborregado se comporta como niños, piensan que prefieren el cine en colorines al blanco y negro. No queremos perder el tiempo comentando las estupideces, falacias y omisiones de ese documental colorineado. 

   En las reposiciones del nuevo cine español podemos ver las más horrendas películas que se pueden hacer, como esa de “El Jardín de las Delicias”, un bodrio de mucho cuidado interpretado de forma increíblemente torpe por gentes que en otras ocasiones acertaron, claro que sin exagerar. López Vázquez está en su peor momento de López Vázquez, porque eso de representarse a sí mismo es un vicio generalizado, y ya sabemos que el mejor intérprete de Humphrey Bogart es Humphrey Bogart, y nadie representa mejor el papel de John Wayne que John Wayne, claro que siempre marcando las distancias de la figura y calidad de los actores.

    Hemos visto fugazmente en este bodrio de película a algunos actores notables de época más “azul”. Y allí estaba también en papelín de extra Geraldin Chapline, todavía bajo la sombra siniestra del bribón de Saura que le había tocado en mala suerte. En cierta ocasión declararía al periodista José Luis Romo de “Época” (15 de Enero del 2012) que “aunque parezca terrible decirlo, la España de Franco era la libertad. Paseaba tranquilamente por la calle, trabajaba y ganaba mi dinero, me acostaba a la hora que quería. Los serenos me parecían la idea más genial del mundo. Era libre”. Esto lo podía decir Geraldin, pero también Ava Gardner, Charlton Heston, Lauren Olivier o la mismísima viuda de Kennedy.

    Nos reponen una y otra vez “Cuéntame cómo pasó”, y por eso hemos podido ver a la abuelita confesar que ella abortó clandestinamente porque, “ya se sabe, en aquellos tiempos…, yo tenía que trabajar en el campo de sol a sol”. (¡Jo!, con la abuelita…)

   A toda costa hay que adormecer las mentes del espectador para lograr convencer a esta sociedad aburrida, a estos sumisos borregos, que los rojos eran los buenos y los nacionales los malos, de ahí que siempre que sale un viejito es heredero de algún bondadoso “rojo”. Nunca saldrá en la tele programa alguno sobre las checas; sobre la cosecha de mártires que logró aquella persecución religiosa; sobre el Patrimonio arrasado o saqueado…., nada, silencio. Ya lo hemos dicho en otra ocasión (nos repetimos tanto…), si a algún joven o menos joven se le pregunta ¿qué fue la “zona roja”?, pensará que se trata de una zona de algún campo deportivo donde el reglamento cambia, y nada podrán decir de una zona dominada por los que hoy califican de “legalmente constituidos”, donde imperaba el terror en estado puro.

    Los pastores bribones abren las puertas de las majadas para pasear la borregada sobre los mismos y agotados pastos de siempre, y aquellos borregos que llevan los cencerros que dirigen a sus compañeros (políticos, periodistas, “intelectuales”…)  están convencidos de que ellos son los mejores, porque para eso son los más   sumisos, obedientes y gilipollas. Y por eso tienen más pienso que los demás.

   Pues eso, que volverá a reír la primavera y… ¡Arriba España!

   ”von Thies”